• Benjamín Millán

Las buenas intenciones no son suficiente. Las mentiras del Greenwashing

Si algo me queda claro en esta vida, es que todos intentamos hacer lo que creemos correcto. Nadie hace daños injustificados a propósito.

En la ecología aplica lo mismo, casi nadie hace algo que contamina sin creer que está haciendo lo correcto. Esto precisamente es parte del significado del “GREENWASHING”. El greenwashing es el intento de transmitir una impresión falsa o dar información engañosa sobre cómo una empresa, persona o gobierno es más respetuosa con el medio ambiente. El greenwashing nos ha ayudado a tener la conciencia tranquila, nos da la falsa impresión de que estamos haciendo algo, sin embargo no estamos ayudando, no es un compromiso real. Todos lo hemos visto, sin embargo muchas veces es difícil de identificar.


Oye Benjamín pero la intención es la que cuenta, es el primer paso hacia el cambio


En eso te diré que tienes razón, lograr una concientización para que la gente empiece a actuar o tomar en consideración las repercusiones ambientales de alguno de sus actos es el primer paso, sin embargo, si estás leyendo esto es porque probablemente ya pasaste por el nivel 1 y es hora del siguiente nivel. Si realmente queremos cambiar el mundo en el que vivimos, debemos de empezar a aplicar las medidas correctas, ya no es suficiente tener la intención correcta.


¿Cómo identificamos cuándo es greenwashing?


Sonará fácil pero no lo es: ponte a pensar si lo que estás comprando daña más que lo que dice que hace.


Identificar el origen y repercusión ambiental de la acción nos abre la mente a una infinidad de cosas que por conciencia colectiva se nos ha hecho creer que es cierta. Ejemplos:


Lo orgánico: esto ha sido universalmente emparejado a la palabra “ecológico”.

Sin embargo, algo orgánico simplemente significa la ausencia de químicos pesticidas o modificación genética. ¿Qué significa eso? Que los cultivos serán más susceptibles a plagas, sequías y cualquier mal que pueda arruinar un cultivo. ¿Qué significa eso para el medio ambiente? Por lógica es el uso de más tierras para poder cultivar 1 kg de lo que sea que estés cultivando, más agua, más cuidados, más tala de selvas, más todo. Hablaré exclusivamente de este tema en un post subsecuente, creo que es un tema muy importante como para elaborar al respecto.


Las bolsas de plástico del supermercado. Hace no mucho, en México empezaron a prohibir el uso de bolsas de plástico de un solo uso en supermercados y tiendas de autoservicio, a menos de que seas muy disciplinad@, seguramente olvidas muy a menudo tus bolsas ecológicas. Si bien la intención es buena ¿cuánto plástico utiliza una sola bolsa de tela contra una bolsa tradicional? Según reportes, para justificar la compra de una bolsa de tela la tienes que usar al menos 72 veces, si lo logras, eres mi héroe, si no, le estamos haciendo más daño al planeta que el que realmente le estamos intentando evitar.


Otro problema de esta medida en particular, es que se ha permitido el uso de plásticos “oxo-biodegradables” como un sustituto. Esto significa que el plástico es mezclado con un aditivo que permite la desintegración de la bolsa en miles o millones de micropartículas de plástico, generando micro-plásticos. No se biodegradan, no son compostables, simplemente una pieza de plástico se convierte en millones de mini pedazos de plástico.


Con este par de ejemplos sencillos creo que podemos destapar mucho más y podemos empezar a hablar de lo que hacen empresas al respecto y cómo podemos aplaudir a quienes sí están tomando medidas reales.



Nike, la icónica marca de tenis y artículos deportivos ha hecho varios esfuerzos publicitarios por contribuir al planeta. Uno de sus más icónicos es la colección Space Hippie, tenis “hecho” con “materiales reciclados y recuperados de basura espacial”. Si bien la intención parece ser buena y la publicidad te hace creer que son unos verdaderos guerreros del cambio climático, creo que pueden hacer más por ser verdaderamente ecológicos, mucho más. Esta colección Space Hippie tendría que estar disponible a la compra en todas sus tiendas, lograr que sustituyamos una compra regular, por una que usa materiales recuperados. Si sus colecciones ecológicas solo están disponibles en cantidades limitadas… ¿sólo quieren que hablemos de ellos? O ¿realmente están intentando hacer un cambio?


Si tu gobierno sigue construyendo puentes y calles para coches, sigue fomentando el uso de combustibles fósiles, está apostando por seguir refinando petróleo, sus proyectos de infraestructura usan diesel, pero te dicen que dejes de usar popotes y bolsas de plástico. Es greenwashing.



Quienes sí lo están haciendo bien.



Una de las marcas que aplaudo es Levi’s, esta marca de jeans tiene años hablando de su compromiso por el planeta, pero ¿qué están haciendo? Hace años se comprometieron con reducir la cantidad de agua que requiere la fabricación de unos jeans (si, el denim es de los materiales que más agua necesita), entonces introdujeron su línea de jeans Water<less, la cual utiliza distintas técnicas para suavizar el denim, en vez de los procesos tradicionales con agua. Además en su página de internet te instruyen sobre cómo utilizar y lavar tus jeans, así ahorrando aún más en su uso diario. Y yo como fan de la marca, puedo certificar que son productos que duran más que otras marcas que he probado.


Hace muchos años, cuando era niño, recuerdo que Ciel, la marca de agua embotellada de grupo Coca Cola, redujo el grosor del plástico de sus botellas para que las pudieras torcer, aplastar y así ocupara menos espacio en los basureros. Si, las botellas de agua contaminan mucho y reducir el espacio de nuestra basura es importante, pero lo verdaderamente rescatable es la reducción de plástico en la botella. Haciendo la investigación para escribir esto, también me encontré con el esfuerzo que están haciendo por recuperar y reciclar el plástico de sus mismas botellas. Dejar de consumir botellas de plástico es responsabilidad de nosotros los consumidores o de las regulaciones gubernamentales. Pero reducir la cantidad de plástico es responsabilidad de la embotelladora y que lo estén haciendo, bravo. (No compres botellas de plástico, compra un buen termo reusable aunque parezca caro y úsalo por años)


Otra empresa haciendo cambios importantes es la multinacional Unilever, dueña de las marcas Ben & Jerrys, Dove, Axe y Vaselina, entre otros anunció fuertes compromisos por la sustentabilidad los cuales incluyen un nuevo Fondo para el Clima y la Naturaleza de 1.000 millones de euros; una cadena de suministro libre de deforestación para 2023; un Código de Agricultura Regenerativa para todos sus proveedores; y programas de administración del agua para las comunidades locales en 100 ubicaciones para 2030. Suena prometedor, veamos que tan bien ejecutan el plan.


Sigamos con precaución, siempre dudando y apoyando aquellos quienes lo hacen bien


Tenemos que dudar de lo que nos dicen las marcas, lo que nos dicen los gobiernos e incluso lo que se cree colectivamente. Como dije al principio, ninguna de las medidas o información que nos presentan está hecha con la intención de dañar, sin embargo, hay que ser conscientes de que lo que está en juego es algo mucho más grande que nuestra conciencia moral; Entonces, tomar las medidas correctas, aunque no sean las populares, nos ayudarán a lograr el futuro ecológico que necesitamos.


Hay que entender que no somos nosotros quienes estamos acabando con el planeta. El planeta va a seguir por los siglos de los siglos, con uno o millones de recursos. Quienes estamos acabando los recursos para seguir existiendo somos nosotros, los humanos. El planeta va a seguir, nosotros tal vez no.



Que sí podemos hacer.


Este post no estaría completo si no les propusiera las cosas que sí podemos hacer.


1.- Aplaude todo intento de marcas por hacer productos más conscientes con el planeta. Recordemos que sin demanda no hay oferta, entonces entre más aplaudamos e incentivemos este tipo de productos, más esfuerzo harán las marcas por satisfacer a su mercado.


2.- No compres lo que no necesitas. Si algo está haciéndonos daño es nuestro consumo excesivo. Si no necesitas algo, no hay necesidad de fabricarlo y consumir recursos.

3.- Utiliza por más tiempo tus cosas. Ya sea ropa, artefactos, lo que sea, entre más dure un producto en uso, menos compras hacemos, menos basura tiramos, menos contaminamos. Elige bien tu ropa para que no te vayas a aburrir en un año. Elige bien tu celular. Elige bien tus compras.


4.- Siguiendo el tip anterior, cómete toda tu comida. El 40% de la comida producida es desperdiciada. 40%! Imagínate la cantidad de recursos desperdiciados para producir toda esa comida, lo mucho que bajaría la comida si se aprovechara el 100% y podríamos erradicar la hambruna global.


5.- Por favor no dejes que este blog se quede aquí; Si crees que más gente necesita leerlo,

compártelo, platícale a tu familia y amigos lo que aprendiste, explora las posibles dudas que te puedan surgir y sigue compartiendo información valiosa que puedas encontrar a raíz de esto. Entre más seamos, mejores cambios podemos lograr. Deja una aportación en la sección de comentarios.







Soy Benjamín Millán, un ciudadano del mundo con aspiraciones de cambiar el metro cuadrado sobre el cual me paro diario.

Espero te haya gustado y compartas.

Si quieres ver mis siguientes publicaciones sígueme en Insta como @benjamillanmx

Fundador de @unwaste.brand y el podcast @hilonegrodelamoda


Te invito a leer mis demás artículos aquí

434 views0 comments

Recent Posts

See All